EL MUNDO DEL PERFUME
Acércate al mundo del perfume de la mano de nuestros expertos en Equivalenza. Un espacio para compartir experiencias y opiniones relacionadas con el arte de la perfumería y las esencias.

2 20227

Manzana, limón, sandía o chabacano son algunos de los aromas que encontrarás en nuestras fragancias construidas a partir de las notas olfativas frutales que encontramos en la pulpa de la fruta. Esta familia olfativa, que inspira frescura, es perfecta para acompañar los largos días veraniegos.
En la elaboración de nuestros perfumes frutales realizamos combinaciones de estos aromas con otros florales y marinos, consiguiendo perfumes más complejos pero a la vez igual de frescos, alegres y vibrantes.

Aromas naturales a fruta y flores

Las fragancias naturales son las favoritas de muchas mujeres que prefieren acompañar su día a día con aromas frutales. Estos son algunos de nuestros perfumes frutales con notas florales:

Perfume 106

La combinación perfecta entre la frescura frutal de la manzana verde, toronja ácida y el pepino con la dulzura del lirio y la magnolia. Pensado para mujeres divertidas y caprichosas; y para su uso en días estivales.

Perfume 004

Fragancia frutal con notas de fruta ácida de la manzana verde, dulces y cítricas de la magnolia y el toque exótico del osmanto de origen asiático que recuerda al chabacano.

Perfume 136

La magnolia, dulce y cremosa con matiz cítrico del limón, combinada con la frescura acuática del bambú que inspira naturaleza y el toque floral de la peonia, crean una fragancia compleja para mujeres interesantes, naturales que derrochan frescura.

Los aromas dulces de aires tropicales

Las notas de frutas exóticas y tropicales como mango, maracuyá o papaya que aportan dulzura y un efecto sorbete. En la subfamilia Tropical dulce de las fragancias frutales encontramos estos dos perfumes:

Perfume 104

Una fragancia dulce que combina suaves notas florales de flor de ciruelo y magnolia con notas afrutadas de manzana, naranja y pomelo. Una fragancia que también inspira notas de dulces con un toque cremoso de caramelo idóneo para mujeres llenas de energía.

Perfume 128

Una fragancia luminosa, fresca y floral que combina notas de fresia, similar al jazmín y al azahar, con notas de fresa dulce y azucarada, y el olor frutal y ácido de la manzana. Un perfume colorido y atrevido para un verano lleno de vida.

Enamoradas de la brisa marina

Hay mujeres que buscan fragancias ligeras, etéreas, casi transparentes que evoquen frescura y recuerden a la brisa del mar. Nuestras fragancias frutales de la subfamilia marina contienen notas salinas y ozónicas combinadas con el calone, una nota sintética con un olor inusual a brisa marina intensa con ligeros tonos florales.

Los perfumes Equivalenza con aires marinos son:

Perfume 126

Una fragancia única con notas de kiwi, salinas y de jazmín. Un cóctel de frutas exóticas, flores frescas y una sutil brisa marina que resulta en un perfume intenso, chispeante y jugoso para mujeres atrevidas.

Si eres alegre y vibrante seguro que te gusta esta fragancia. Además puedes disfrutar de ella en perfume, recomendado para uso diurno y en épocas estivales, en gel de baño con aloe vera o en loción corporal también con aloe vera y proteínas de arroz.

Perfume 137

El perfume con notas olfativas a menta, hierbabuena o mentol, combinadas con cítricos y el toque ácido del limón y la manzana verde. Aromas que te hacen sentir viva y fresca.

¿Qué perfume frutal te apetece probar hoy? Si aún dudas, ven a vernos y te ayudaremos a escoger la fragancia que vaya más contigo.

0 5018
perfumes-literarios

El perfume ha vivido por muchas civilizaciones, desde hace miles de años, y desde entonces, la literatura también se ha hecho eco de algo tan sigiloso (no lo podemos tocar ni ver) pero presente en nuestras vidas.

Al igual que el cine, el perfume convive con nosotros en muchas formas. Quién no recuerda a la gran embajadora del perfume, Marilyn Monroe, que descubrió al mundo que su secreto para dormir era hacerlo solo con unas gotas de un preciado perfume.

La literatura no podía ser menos, y el mejor ejemplo, el que a todos se nos viene a la cabeza es “El Perfume” de Patrick Süskind.

Quien lo ha leído sabe que la literatura es una herramienta perfecta para describir y evocar olores, perfumes y despertar aquellos olfatos más oxidados.

Con el ejemplo de “El Perfume” es fácil relacionar perfume y literatura, pero hay otras obras que tienen un perfume u olor particular: dicen que las novelas de Sherlock Holmes huelen a tabaco de pipa, “Moby Dick” o “La isla del tesoro” a suave brisa de mar, “El amor en los tiempos del cólera” tiene el aroma a almendras amargas, o las obras de Bukowsky huelen a whisky…

En la poesía, también encontramos ejemplos del perfume como fuente de inspiración. Antonio Correia D’Oliveira nos describe qué es el perfume:

” ¿Qué soy? Los hombres dicen
lo que soy, una sombra de la luz
que se evade, libertad en cautiverio,
sueño de verdad y vida, recuerdo y
nostalgia. “

Pero no todo perfume relacionado con la literatura acaba aquí. También está el maravilloso olor de los libros nuevos. Quizá haya alguien al que no le guste pero tiene un olor muy agradable, como a nuevo. Y es curioso porque es una mezcla de pegamento, agentes químicos blanqueantes y de tinta de imprenta.

Otro tipo de olor es el que desprenden los libros viejos, muy característico si tienes alguno a mano, mezcla del paso del tiempo y la descomposición de los materiales que lo forman, liberando un olor muy parecido a la vainilla.

Ahora ya sabes que la literatura y el perfume van de la mano en muchas ocasiones. Para los que no puedes vivir sin perfume, ¿ya descubriste nuestra amplia variedad?

0 37409

Las fragancias amaderadas corresponden a una familia olfativa que está compuesta por los aromas más profundos del bosque. Los aromas se extraen de las maderas de los árboles como el cedro, el guayacán, el sándalo o el abedul. También se incluyen las esencias del musgo de distintos árboles, dentro de esta familia.

Características de las fragancias amaderadas

En la antigüedad, las fragancias amaderadas se utilizaban para aromatizar las ceremonias religiosas o para pomadas o fragancias perfumadas.

Este tipo de perfumes tienen unos aromas muy característicos y muy diferenciados entre sí, ya que las maderas varían radicalmente de un árbol a otro, por sus características, su localización o el clima en el que se desarrollan, entre otros.

Podemos encontrar aromas amaderados que provienen del sándalo y por ello tienen un toque cremoso y lechoso, dándole un aroma acogedor y muy suave. También los hay con una nota de pino o de abeto y que nos llevan a recordar los aromas del invierno.

Pero dentro de todas las notas, hay que destacar dos que no son madera propiamente: el vetiver y el pachulí. El vetiver es una hierba de raíces y el pachulí es la hoja de un arbusto de origen oriental. Aún así, tienen un perfil amaderado y por eso están dentro de esta clasificación.

 

Para hombre (y también para mujer)

Los perfumes amaderados se conciben para hombre, pero hay algunas mujeres que también se dejan seducir por sus fragancias. En el caso de los hombres se asocian estos aromas a la robustez de los árboles y por tanto a la masculinidad.

Y en el caso de las mujeres, algunos toques aparecen como notas secundarias por las cualidades aromáticas tan flexibles que tienen. De hecho, en prácticamente todos los perfumes que encontramos hay alguna nota de madera.

 

 

0 58070

De entre tantos conceptos que podemos encontrar en el mundo de los perfumes, uno de los más curiosos es el de las notas del perfume. Pero no te asustes, es algo muy sencillo, simplemente es un método de análisis y clasificación de las fragancias. La gran variedad de aromas y perfumes que hay ha generado diferentes tipos de clasificación de los mismos.

Lo que hace que un perfume sea único o exclusivo son sus ingredientes y la forma en que se combinan, lo cual ubica el aroma en una familia olfativa u otra.

Qué son las notas

En la composición de cualquier fragancia encontramos las notas del perfume, y sus diferentes proporciones dentro del perfume son las que hacen que ese perfume sea único. Por lo tanto, esas notas, la mezcla de sustancias aromáticas, su equilibrio, es lo que va a dotar al perfume de una personalidad propia y distintiva.

Tipología: de salida, de corazón, de fondo

Notas de salida: Son las notas más efímeras y ligeras de todas. En solo 15 o 30 minutos se volatilizan y dejamos de percibirlas. Son los primeros acordes de un perfume, pero no por ello los más importantes. Es la primera impresión que nos deja el perfume, pero pasados los primeros minutos, ésta deja paso a las notas de corazón, que como su nombre indica, son las que muestran la esencia del perfume.

Notas de corazón: Son algo más pesadas y se dejan entrever transcurrida la primera media hora (aproximadamente) tras la aplicación del perfume. Las notas de corazón, también llamadas notas medias, suelen durar hasta dos horas, según los ingredientes y la naturaleza de cada piel.

Notas de fondo: Estas son las notas que forman parte de la fase más madura de un perfume, son denominadas también como notas de base. Predominan los aromas de larga duración como madera, cuero, tabaco y especias como la pimienta. Este tipo de notas tardan en ser percibidas, pero son la esencia y el carácter real de un perfume. Surgen al final de la evaporación y se mezclan con el olor de la piel. Son las que cambian radicalmente de una persona y otra. Es la fragancia que más tarda en percibirse, pero pueden durar más de ocho horas e, incluso, hasta el día siguiente.

De las notas a las familias

Según las notas olfativas que tenga cada fragancia podemos clasificar los perfumes en diferentes familias. En Equivalenza podrás encontrar las siguientes:

  • Cítricos:fragancias compuestas principalmente por notas de limón, naranja y manzana verde entre otros. Subfamilias: fresca, marina, afrutada, aromática, floral y amaderada.
  • Frutal: estos perfumes se componen de aromas de frutas como el pomelo, la manzana, el kiwi o la fresa. Subfamilias: marino, tropical dulce o floral.
  • Floral: las más populares y con mayor trayectoria en la historia del perfume. Las notas florales pueden ser esencia básica del perfume o complemento de otras familias. Subfamilias: fresco, ozónico, musk, frutal, verde, floral, aldehydic, dulce, especiado, amaderado y oriental.
  • Chipre:fragancias de carácter fuerte, construidas con los acordes de musgo de roble, pachuli o bergamota, por ejemplo. Subfamilias: frutal, floral o amaderado.
  • Oriental:en esta familia se incluyen todas aquellas basadas en las vainillas, resinoides, esencias balsámicas y notas animales. Subfamilias: herbáceo, floral, especiado, amaderado, gourmand y ambarado.
  • Herbáceos:fragancias creadas con notas de salvia, romero, tomillo o lavanda, acompañadas en general de acordes hesperidados y especiados. Subfamilias: marino, aromático, especiado, amaderado y ambarado.
  • Amaderados:perfumes compuestos por notas de sándalo y pachuli, que aportan calidez; o cedro y vetiver, que son más frescos. Subfamilias: marino, aromático, especiado, amaderado y ambarado.