Las propiedades beneficiosas del té verde son infinitas, pero posee especiales poderes en el cuidado de la piel y la pérdida de peso.

El té verde se ha consumido en Asia durante miles de años, pero en las últimas décadas la ciencia se ha encargado de demostrar muchos de los beneficios que la cultura oriental ya sostenía. Después del agua, el té verde es una de las bebidas que más beneficios nos aporta al ingerirla, motivo por el que gana adeptos cada día en el mundo entero.

A esta bebida se le atribuyen grandes poderes por su alto contenido de antioxidantes, pero recientemente se ha demostrado que posee unas sustancias llamadas polifenoles que, además, son también anticancerígenas e incluso antibióticas. Otros de los efectos que lo han convertido en una de las plantas terapéuticas más populares son sus beneficios en la salud bucal, en el sistema digestivo, para el tratamiento del acné, como estimulante mental, e incluso para reducir el estrés.

  1. Una piel joven y fresca

Hace poco te contábamos cómo cuidar la piel para el frío preparándola para las bajas temperaturas, el viento y los cambios de temperatura, pero independientemente de las inclemencias del tiempo necesitamos de un cuidado constante de nuestra piel desde dentro, sobre todo cuando queremos evitar su envejecimiento prematuro.

El té verde gracias a su alto contenido en antioxidantes, es el aliado perfecto para mejorar el sistema cardiovascular, la salud arterial y la circulación, lo que se manifiesta en una piel más joven y fresca.

Muchos cosméticos incluyen el extracto de té verde como ingrediente principal ya que sus vitaminas neutralizan los radicales libres evitando la aparición de arrugas y el envejecimiento prematuro de la piel. Además su consumo fortalece el cabello de la raíz a las puntas. Puedes beneficiarte de su poder prácticamente inmediato gracias al spray corporal Havana Mojito que enriquecido con extracto de té verde, revitaliza y refresca la piel.

Otro uso del té verde en beneficio de nuestra piel es la aplicación de las bolsas de esta infusión una vez enfriadas a modo de apósitos en nuestros párpados. Es un remedio casero muy efectivo a la hora de reducir la inflamación de las ojeras.

  1. La bebida de las dietas de adelgazamiento

Uno de los motivos por los que el té verde es ahora mundialmente conocido es por su consumo recomendado en dietas de adelgazamiento. El consumo regular de té verde además de actuar como diurético, ayudándonos en la eliminación de líquidos, también aumenta la oxidación de la grasa de nuestro cuerpo y reduce la grasa abdominal, una de las más difíciles de eliminar.

Sus propiedades también destacan porque aceleran el metabolismo y estimulan la quema de calorías. Tomado después de cada comida en infusión te ayudará a bajar peso y también a realizar la digestión. No hay que olvidar que, para conseguir una reducción de peso efectiva, lo más recomendable es consultar con expertos endocrinos y nutricionistas, llevar una alimentación saludable y equilibrada, y realizar algo de ejercicio.

Algunos estudios confirman que el té verde mejora el metabolismo de la glucosa, disminuyendo sus niveles en sangre y reduciendo así el colesterol y los ácidos grasos libres y triglicéridos.

El cuidado de la piel y la pérdida de peso son los dos grandes poderes de esta hierba terapéutica que también cuenta con un buen sabor y un aroma que ha inspirado en la creación de fragancias frescas como la que puedes disfrutar en nuestro ambientador para el hogar o en la nueva línea corporal I Love de Té verde Bambú.

 

SIMILAR ARTICLES

3 COMMENTS

Leave a Reply