Hablar de yoga es hablar de salud. Se trata de una práctica que aporta innumerables beneficios a nuestro cuerpo, mente y alma. Además no necesitas mucho para poder practicarlo. Con ropa cómoda, una esterilla, muchas ganas y constancia tendrás suficiente para convertirte en una gurú del yoga.

Todos estos motivos te motivarán a iniciarte en esta práctica nacida en la India hace más de 35 siglos:

6 beneficios para el cuerpo
  • Potencia la fuerza y resistencia: el yoga hará que ganes fuerza muscular y mucha más resistencia, a la vez que te aportará energía y relax.
  • Es bueno para la circulación y el corazón: esta disciplina física genera una mejor circulación y en consecuencia un óptimo funcionamiento de tu corazón.
  • Mejora la respiración: no es de extrañar que el yoga nos ayude a mejorar la respiración si tenemos en cuenta que una de las principales premisas es ser consciente de que la respiración va a ser una guía durante la actividad.
  • Ayuda a controlar el peso: como cualquier tipo de deporte la realización de actividad física ayudará a controlar el peso. Pero la vida yogui te aportará mucho más: hábitos saludables, Mindful-eating o lo que es lo mismo: dieta consciente, controlar el apetito y reducir la grasa abdominal.
  • Aumenta la flexibilidad y equilibrio: al principio los avances serán minúsculos, pero con el tiempo y la práctica notarás cómo tu cuerpo te permite realizar posturas que antes veías impensables. Lo que precisamente mantiene joven nuestro cuerpo son los estiramientos y ejercicios de equilibrio.
  • Reduce el dolor: muchos estudios aseguran que la práctica de esta disciplina consigue reducir el dolor. Esto se debe a que el yoga mejora el funcionamiento del sistema corporal y mental. Siendo beneficioso para todos y adaptable a todas las edades.
6 beneficios para la mente
  • Reduce el estrés: el yoga te aporta tanta sensación de relajación y bienestar que los niveles de estrés de tu cuerpo disminuyen, al igual que la presión en la sangre. Sentirás que tu humor mejora, que eres más asertivo y estarás menos irritable.
  • Mejora tu autoestima: alguna vez habrás escuchado que realizar deporte genera Serotonina, que es esa sensación de calma que influye en nuestro estado de ánimo. Al realizar yoga a esa sensación se le suma el descanso mental que nos hace sentir bien con nosotros mismos y mejora nuestra autoestima.
  • Ayuda a focalizar y a concentrar: el yoga supone la coordinación de nuestro cuerpo, con la mente y el alma. Y este ejercicio de armonización es el que nos encamina a la concentración y focalización de aquello que queremos y buscamos. Además, numerables estudios apuntan que esta disciplina mejora la memoria y el estudio.
  • Genera autoconocimiento: el yoga no solo te ayuda a conocer lo que tu cuerpo es capaz de hacer, sino también tu mente. Aprenderás a controlar tus pensamientos y a descubrir el funcionamiento mental.
  • Aporta paz mental: todos los que alguna vez han practicado yoga han afirmado que aporta paz mental. Esto se debe al estado de relajación y tranquilidad en el que te ves sometido una vez lo practicas.
  • Estabilidad emocional: es importante conocer nuestro yo interno para poder conducir nuestra vida y pensamientos. Y esto es lo que precisamente te proporciona el yoga: una estabilidad emocional que mantiene tu mente sana y positiva.
6 beneficios espirituales del yoga
  • Integración emocional: la introspección espiritual te conducirá a un estado íntegro de armonía y bienestar.
  • Aporta sabiduría: el yoga es una disciplina constante que desarrollará tus conocimientos y sabiduría.
  • Más libertad: la introspección y el reconocimiento espiritual te llenarán de libertad.
  • Descanso profundo: después de una práctica de yoga sentirás cómo tu cuerpo está más descansado y relajado. Y esto lo notarás especialmente cuando vayas a dormir.
  • Mayor sensación de calma: el yoga permite ver las vida con perspectiva y afrontar los problemas con la calma y la discernimiento adecuado.
  • Toma de control: otro beneficio del yoga es el control psíquico y espiritual, que permite un mayor dominio y sensatez en la situaciones del día a día.

Seguro que después de leer este post tienes muchas ganas de iniciarte en esta disciplina. Como has visto, los beneficios son muchos y está al alcance de tus manos poder sentirte mejor física, mental y espiritualmente hablando.

NO COMMENTS

Leave a Reply