Los labios secos y agrietados son un mal común cuando llega el invierno. Los factores climatológicos como el viento, la falta de humedad o la exposición solar afectan mucho a la hidratación de nuestra piel, y también la de nuestros labios. Previamente te contamos cómo prevenir las manos secas y agrietadas. Hoy te damos unos cuantos consejos prácticos para cuidar tus labios y evitar molestias innecesarias. ¡Toma nota!

  • Cuida tu alimentación
    Bebe mucha agua y sigue una dieta rica en fruta y verdura, que favorece la hidratación de tu cuerpo y, por tanto, previene la sequedad de los labios. Si tienes los labios secos, evita el contacto con alimentos salados, picantes o ácidos. Y, por supuesto, evita el exceso de alcohol y el tabaco, que, entre otros, provocan la deshidratación de tu cuerpo.
  • No te muerdas los labios
    Morderse la lengua a veces va bien, dice la sabiduría popular. ¡Pero los labios no! Si tienes la manía de lamerte o morderte los labios, sólo conseguirás que se resequen más, puesto que la saliva contiene enzimas digestivas que, aunque muy levemente, pueden ser corrosivas.
  • Hazte mascarillas labiales caseras de vez en cuando
    Úntate los labios con aceite (de almendras, oliva, coco, etc.), con mantequilla o con miel. No es desagradable al gusto y además te ayudará a hidratar los labios de forma sencilla.
  • Averigua cómo respiras al dormir
    ¿Duermes con la boca abierta? Si es así, te recomendamos que cada noche antes de acostarte te apliques una dosis generosa de bálsamo labial. Respirar por la boca, como sabrás, provoca más sequedad de labios.
  • Contrarresta la sequedad del ambiente en tu casa
    En invierno, con la calefacción, es común que en los ambientes cerrados como hogares u oficinas haya mucha sequedad. Puedes contrarrestarlo fácilmente con un humidificador.
  • Bálsamo labial EquivalenzaProtege tus labios siempre
    Cuando salgas a la calle y haga frío o viento, es fácil que te acuerdes de ponerte bálsamo labial, o cuando ya tienes los labios cortados. Pero la mejor manera de evitar que tus labios estén secos es usar bálsamo siempre, incluso cuando no haga mucho viento o cuando te parezca que los tienes bien. Y también cuando uses lápiz de labios, ponte bálsamo antes para protegerlos. ¡La prevención es siempre el mejor remedio!

Te recomendamos consultar nuestra gama de bálsamos labiales y olvidarte para siempre de los labios secos y agrietados.

1 COMMENT

Leave a Reply