El acné es una enfermedad que afecta a las glándulas sebáceas de nuestra piel, por lo tanto, todos los tratamientos y aplicaciones de cualquier producto deben contar con la supervisión de un dermatólogo. El acné no es solo cosa de adolescentes, también pueden sufrirlo los adultos, de hecho, una de cada diez mujeres lo padece una vez cumplidos los treinta años.

Dicho esto, existen algunos trucos para ayudar a que la salud y el aspecto de nuestra piel con acné mejoren. Siempre se ha dicho que la piel es un espejo de la salud general del cuerpo. Por eso, los alimentos que ingerimos son tan importantes para mejorar nuestra salud y la de nuestra piel. Sabemos también que los problemas de acné más habituales: granos, espinillas, imperfecciones pueden salir a raíz de los cambios hormonales, pero también por no llevar una alimentación saludable. Ahí van algunos trucos alimentarios que pueden ayudarte a reducir el acné.

Qué comer para reducir el acné

Aunque ya hemos dicho que puede ser causado por temas hormonales, muchas veces también puede ser resultado de una alimentación poco saludable.

  1. Mantente hidratada por fuera y por dentro.Cremas que hidraten indicadas para este tipo de pieles, por su puesto y beber abundante líquido para mantenerla hidratada por dentro. Suele recomendarse beber entre 1,5 y 2 litros de agua u otros líquidos, al día. Otros líquidos suelen ser los zumos naturales que además son beneficiosos para la piel, especialmente si contienen vitamina A y betacaroteno. Para el cutis son ideales las manzanas, las zanahorias, el mango, el melón, etc.
  2. Come fruta y verdura fresca. Cuanta más puedas mejor, y además son favorables para reducir granitos e imperfecciones aquellas que contienen licopeno, generalmente las frutas y verduras de color rojo, reducirás la aparición de granos y demás imperfecciones. Prueba a comer más tomate, sandía o pomelo. Pero no solo te quedes en el rojo, los alimentos con vitamina E como el aguacate, el pescado azul, el aceite de oliva o las nueces contienen Omega 3 muy recomendable para la piel.
  3. Depura el organismo con la fibra suficiente.Como sabrás la fibra es buena para el estado general de la salud, ya que nos permite limpiar el organismo de toxinas. Incluye en tu dieta alimentos ricos en fibra como el pan integral, cereales y, una vez más, fruta y verdura.
  4. Reduce los fritos, embutidos y las especias demasiado fuertes.Ya que no son recomendables para el acné.

Qué rutinas debo seguir para reducir el acné

Los que padecemos acné debemos de tener una cosa clara, nuestro ritual diario de cuidado de la piel será siempre mayor que el de una persona que tiene una piel libre de imperfecciones. Una vez aceptada esta verdad irrefutable, hay que ponerse manos a la obra.

  • Evita el exceso de grasa en tu piel

Para ello nada mejor que una buena limpieza de tu piel, por la mañana y por la noche. Eliminarás la grasa y las células muertas. Además, puedes utilizar dos o tres veces a la semana un buen exfoliante que te ayudará a eliminar mejor las células muertas, pero no utilices los que sean demasiado astringentes.

Por otro lado, también pueden ayudarte las cremas reguladoras de la piel y mascarillas. En cuanto al maquillaje, debes utilizar uno ligero que deje los poros libres para que la piel respire.

  • Acaba con los puntos negros

Toda piel grasa o con acné suele ir acompañada de los molestos puntos negros. Los puntos negros son consecuencia de los poros abiertos, acumulación de células muertas y secreciones sebáceas. Las glándulas sebáceas se obstruyen creando los inevitables puntos negros que aparecen sobre todo en la llamada zona T: frente, nariz y barbilla.

Lo mejor para que no aparezcan es prevenir. ¿Cómo? Pues utilizando limpiadores suaves y exfoliantes, pero ojo, solo en las zonas donde se producen este tipo de puntos negros, no queremos que el resto de nuestra piel se vea agredida por exfoliantes demasiado fuertes. Debemos de tener en cuenta que todo el rostro no es igual y que hay zonas más grasa o con más tendencia a puntos negros, y otras que son más sensibles y menos grasas.

  • Evita las imperfecciones, ¡prohibido tocar!

La mejor forma de evitar las imperfecciones es prohibido tocar, cuando ves esa espinilla en mitad de tu frente o nariz, justo el día en que tienes esa fiesta, cita, o evento en que tenías que estar estupenda. Sí lo sabemos, todo parece decirte que debes acabar con él a golpe de apretar. Lucha contra ese impulso natural en todos nosotros e intenta taparlo con un poco de maquillaje. Si lo presionas, lo más seguro es que te queda una marca, se infecte o peor aún, una imperfección en tu precioso cutis que se verá para siempre. Así que recuerda ¡prohibido tocar!

 

SIMILAR ARTICLES

2 COMMENTS

  1. Hola, me interesa que me indiquéis cuales de vuestros productos faciales son adecuados para piel grasa.

    Muchas gracias.

  2. ich weiß persönlich dass dir zu fette nahung schadet. es kommt aber auf die art der Fette an. Gesättigte Fette schaden meiner Haut weniger als ungesättigte Fette. Kommt vermutlich aber auf das Inividdum an

Leave a Reply