¿Sabrías organizar todos tus productos de belleza por orden de aplicación? Si las rutinas de belleza te traen de cabeza, esto te interesa. Hemos descubierto el truco definitivo para que recuerdes sin problemas los pasos del perfecto ritual de belleza facial.

Paso 1: Limpiar

Es muy importante que comiences por limpiar bien la piel. Para ello puedes utilizar una crema desmaquillante o una leche limpiadora. La leche facial de Spa Minerals es un recurso ideal, ya que además de retirar todas las impurezas te aportará minerales del Mar Muerto.

Si tras este paso comienzan tus dudas, no te líes. Es el momento de aplicar el tónico, un producto que ayudará a tu piel a restablecer su pH habitual. La línea Spa Minerals también cuenta con este producto, perfecto para revitalizar tu piel tras la limpieza.

Paso 2: Nutrir

Ahora sí, tu piel está lista para recibir todo el amor que le quieras dar. Empieza por aplicar un sérum nutritivo que le aporte todas las vitaminas que necesita. Espera unos segundos y aplica una crema hidratante. Recuerda que es recomendable utilizar una crema para el rostro y otra específica para el contorno de ojos, ya que la piel de esta zona es algo más sensible. Si buscas dos cremas hidratantes que se combinen bien, prueba los productos de la gama Rosa de Bulgaria.

Paso 3: Proteger

A pesar de que sientas que tu piel está lista para aplicar el maquillaje, hay un producto esencial que no debes olvidar en tu ritual de belleza facial; la crema solar. Muchas mujeres dudan cuál es el mejor momento para aplicarla. La respuesta es después de la crema hidratante y antes del maquillaje, ya que debe funcionar como una barrera entre tu piel y las agresiones del sol. Otra opción recomendable y rápida es utilizar una crema hidratante con factor de protección, como la Crema Facial de día Rosa de Bulgaria.

Selecciona los mejores

Ahora que sabes cómo debería ser tu rutina facial, es hora de que selecciones los productos que formarán parte de ella. Te proponemos que vacíes las baldas de tu baño y separes todos tus productos en grupos. Un primer grupo lo formarán los productos dedicados a la limpieza como las cremas y toallitas desmaquillantes y las leches y jabones limpiadores. Haz un segundo grupo con los tónicos y en un tercer montón agrupa los sérums, ampollas y concentrados de vitaminas. En el cuarto incluye los productos hidratantes y en el quinto la protección solar.

Una vez los hayas clasificado es hora de que selecciones uno de cada grupo y guardes el resto en el cajón. ¡Enhorabuena! Ya tienes a los protagonistas de tu ritual de belleza facial.

El truco definitivo

Una vez que tengas tus seis productos, colócalos en un lugar visible de tu baño y en orden de aplicación. Si te falta alguno, puedes comprarlo en tu tienda Equivalenza más cercana o a través de nuestra página web. ¡Seguir tu ritual de belleza será muy sencillo!

NO COMMENTS

Leave a Reply